• 

mi filosofía es en resumen como tirar un par de dados y no sacar absolutamente nada por ni por un lado ni por el otro, sacar prácticamente todo por fuera de su convicción,  de un solo tiro o manotazo pero por fuera de la comprensión y el  orden que establece la lógica de que solo cuento lo que queda por encima. Es decir; ni menos ni más ni pares ni treces. Nada de eso. Un lanzamiento donde al arrojar dichos dados los puntos salen disparatados por todos los lados hacia lugares indeterminados. Algunos puntos se queden incrustados como parte de la mano, como si fueran lunares, como heridas, como  tatuajes, como agujeros negros en la  mano que los arroja; pero una gran mayoría se van y se salen por fuera de su lugar de origen y de partida (del cubo y de la mano) haciendo que cuenten por aparte. Así, es como mi filosofía entona la jugada; vuelan puntos de un solo golpe en todas y cada una de las direcciones, contraria a la masa cuadrada y blanca del par de  polímeros regulares que en su apariencia debería tenerlos peor que igual,  seguirá su orden en el curso de las cosas y caerá en blanco como si nada hubiera pasado. (Aquí, es importante recordar además, que el punto solo tiene forma geométrica de círculo o de circunferencia, forma  perfecta y regular en los contextos gramaticales, matemáticos, de juegos de azar y cartografías de navegación y astrología. Fuera de eso, en mi vida por ejemplo, los puntos a los que hago referencia en mi filosofía no tienen forma alguna pero si son diminutos. Diminutos y multiformes.


Ⅰ / 

no hay que dejarse engañar. mi filosofía es negra, oscura (muy oscura y negra) y tiene forma de montaña. Está hecha de mar oséanico, de agua salada entre continentes y de noche en medio de la nada. Es siega y pecaminosa, invisible ante los faros de los puertos extranjeros y palpable ante las bestias mitologicas marinas de los griegos que se han visto en otros cuentos como en el del  leviatan, el krequen y las sirenas aunque de estas nada tenga con ellos mas que el deseo en miniatura  por vivir en medio del océano la ligereza de los aires a profundidad. (...) profundidad en superficie y viceversa. De adentro en tanto que de afuera y al reves. No es de tierra, ni de la arena no compete superficies solidas sino liquidas, no es de sal ni de carbono aunque en el fondo contenga siempre partículas diminutas de estos y y seres vivos merodeando como peses dentro de mi calveza llena de algas, corales, moluscos y pedazos de conchas. Mi filosofía no alcanza ni sirve para navegar por la alturas. es de curvas angostas y roñosas , no es de  aire ni de fuego aunque arroje chispas de calor y sonidos a fiesta de fin de año y carnaval.  Ni filosofía no es de ningún material precioso que sirva para hacer castillos,  espadas, anillos, coronas o diademas.


Ⅱ / ⅩⅬⅡ

hay  cantidades moderadas de mi filosofía  en mantener destapada la vía o el camino de mi vida por descubierto; sin pavimentar (despavimentado), por la trocha ,orientada  hacia direcciones donde se pueda experimentar qué tan maravillosa es la vida que he tenido en mis manos y como puntos de estrellas me dan coordenada. No por ignorancia o indiferencia a lo que sucede con el mundo (si el mundo está mal , estamos mal, si en el mundo estoy bien, todo anda bien) Sino en el estado de compromiso por enseñar lo que se aprende de este en el mundo, que no voy a cambiar pero si voy hacer de mi parte lo que le encuentre sentido hacia mi "Não ha razão para não fazer arte" es mi orientación. se lo he escuchado decir a mi orientador… no me lo ha dicho a mi propiamente, se lo ha dicho a una amiga pero lo he asumido como si fuera dirigido también para mi.


Ⅲ / ⅩⅬⅡ

mi filosofía es como un chiste en poema o un poema en chiste, un absurdo delicado, un chiste mal contado, un chiste malo y peligroso que no hace daño alguno pero allí está con su mecha, con su “chispa adecuada” sin héroe del silencio pero moviéndose en el currulao ("Heroes del Silencio" es una banda de rock española de finales de los años 80 y comienzos de los 90 y "El Currulao", un género  de descendencia  africana donde prima la marimba y se cree que  deriva de los tiempos de la rebelión de la raza negra ante la esclavitud por los lados de la costa pasífica colombo-ecuatoriana) Es decir, un centro-cero con-sentido por ambos lados. No un “nadie” o un "don-nadie" sino alguien entre ello, alguien por allí (de allí el nombre de esta página para mi filosofía también) a la distancia que se asoma, cerca de la distancia (Canción que compuse en el año 2012 cuando me fui de joven  a estudiar y vivir a Barcelona)  Como una especie de  minúsculo detonante con la mecha afuera y el volcán por dentro que podemos imaginar también en el perro mojado que espera y espera y espera hasta  mil horas con el cohete en el pantalón para nada, un clásico tema, (un temazo, un temita muy rico)  de “los Abuelos de la Nada” (importantísimo nombre para mi filosofía más que para mi conocimiento sobre rock y currulao, pues no por nada estos son una legendaria  banda del rock argentino y por lo tanto de Suramérica). Así es mi filosofía, como una tripa tango-pop peluda y bailable de comienzos de los años 80’s con una historia triste de fondo pero que pone a dar el salto, a mover los pies, los hombros y la cadera a más de uno sin ser propiamente un tema sino un anti-tema para bailar o un mal chiste para reír. Mil horas es la banda sonora en gran parte de mi filosofía, y también la chispa adecuada pero tocada en marimba a ritmo de currulao.


Ⅳ / ⅩⅬⅡ

mi filosofía es un hacer de arte a la relación con la vida propia, (filosofía de arte en carne viva)  Sea o no sea posible tal cosa, Se torna en tal medida y de manera tal, desmedida al Antitema  en dedicación puerto y anclaje ( punto de partida y de llegada) para  mis trabajos de arte, mis amores en vida, mis historia al tiempo y mis contactos abierto. Mi filosofía empieza y acaba  en el deseo de hacer algo en vida con la vida propia  y para ella, que ejemplifica el deseo individual y en solitario por cuenta propia,  en  el el mar cruzar ante uno,  no como mar en el mar sino como tres letras sin “A” en el comienzo para el español y el portugues en verbo infinitivo.  Poner los pies a andar por los lados de lo  interminable, insostenible pero llevadero y portátil del día a día sin computadora, que se torna insoportable para la restauración y la conservación de cualquier tipo de memoria. Por cualquier lado, esta filosofía (mi sofía de chiste)  se va para siempre, pero fuera de eso, llena de todas esas cosas que solo una cosa, cuando es arte puede llegar a tener y despertar.Bella incertidumbre de sencillez y de enigma por cada cosa que en vida no parece nada pero allí está.


Ⅴ / ⅩⅬⅡ

en relación a mi filosofía; he escrito esto antes, en varias ocasiones,  pero igual no está de más traerlo nuevamente a colación; pues es un principio que se mantiene  en órbita a lo largo de mi pensamiento y por tanto de mi filosofía. Algo en  constante movimiento; algo que merodeo (ando, trabajo, investigo o cazo con el pisar animal de mi zapato cusqueño distante “otra noche” en sublimación a la canción del cantante colombiano de la costa caribeña Joe Arroyo “la Noche” que de empezar  comienza con la frase “en invierno tu calor yo fui”. Se trata entonces, del ser de donde vengo ; "Colombia tierra querida, himno de fe y armonía". (frase de apertura en una cumbia popular escolarizada en todo el país) Talvez, para algunos sea un desconocimiento pero el ser de donde vengo (el ser a donde voy) en Colombia; de Pasto-Colombia, Ecuador y Venezuela, es decir,  el ser  pastuso (al menos desde que yo recuerdo y por lo que he venido viendo y escuchando a lo largo de mi vida) es semejante en preconcepto  con el que encontramos en el pueblo de donde es oriundo mi primer apellido, el de la parte masculina, e que me viene por  parte de papá, apellido gallego de Pontevedra. los gallegos son un pueblo fronterizo y por tanto  debatido entre España y Portugal del que se tiene el preconcepto de ser “indecisos”, “mal llevados” y “torpes”  y no solo en España  o Portugal sino también por los lados del otro lado del atlántico (ver por ejemplo  a Manolito y su papá en Mafalda) semejante forma de ser aludida al pueblo gallego la encontramos también en el del   “los pastos” (pastences en teoría, no pastusos) pero por “brutos” pastusos de Colombia o en colombiano. Sinónimo entonces de pastuso  que puede ir desde brutalidad hasta descuido, indecición y todas esas cosas que baten con la negativa de las ideas en mente en el colombiano, ecuatoriano y venezolano. Lo que quiere decir que ningún paisano de estos que no sea de Pasto quiere ser llamado de pastuso en su sano juicio (o dependiendo de como se lo pongan o griten) por el qué dirán o qué será lo que le estarán diciendo cuando es llamado de esa manera que por lo visto no se limita en el haber nacido a las faldas  de un volcán que en cualquier momento puede dejar a Pasto como Pompeya en la antigua Grecia. Cuando al colombiano en general (y también a los amigos de los países vecinos) se les llama de pastuso le están diciendo básicamente que no piensa o que por lo visto no saben lo que es pensar. “Amor pastuso” es algo más reciente, es una conjugación que se tiene por los lados de Ecuador de lgeneraciónes mas millennials  para referirse a lo que el mundo de hoy (también en gran parte de millennials) conoce como “amor tóxico de personas tóxicas”. Por eso, Ser de Pasto es afrontar al hecho de estar desecho y desde allí reconfigurarse para lo malo como solo un ser humano podría hacer cuando algo así se le presenta; con puro chiste, con humor auto-crítico; micro-performático-poética de lo que se quiera alcanzar.  Reírse de uno mismo para no llorar a solas, Ser de Pasto entonces para mí, filosóficamente  implica ya de por sí un punto, estar de chiste y para el chiste como buen y mal poema.  (los chistes malos por lo general suelen ser muy buenos para llegar a ser poemas en el otro lado de la hoja). Pero la cosa se pone aún más “pulpo a la gallega” (uno de los platos más sabrosos de la comida española) Para el mundo por completo (el mundo entero)  la nación de donde vengo Colombia no es “himno de fe y alegría” como canta la cumbia de las escuelas, sino que  es por fuera de ella misma, como extranjera,  por lo que vengo escuchando, viendo y sin tener idea de dónde es que estoy pisando o ante quien es que estoy viviendo, algo como (diría yo)  “tierra querida kilo de fe en cocaína”  Para el mundo en general, para el mundo que no sabe de este mundo no es real pero lo deja ser porque así se lo han contado , visto en Netflix, o en las noticias de toda la vida donde la vida termina mal. Colombia es como  un peligro, una estafa, un  conflicto armado que nunca para y no un chiste de cuy sabor en “sábados felices” (programa colombiano de televisión dedicado al humor donde se puede encontrar chistes sobre pastusos) Colombia para ojos del mundo en lista es  algo malo pero en serio,y por lo tanto de cuidado, ¿Y yo entonces donde quedo de haber venido de por aquí?,  Colombiano de Pasto. así es como el chiste identitario se me entona desde mi filosofía y para ella peligrosa. Y pasa de pre concepto a concepto consensuado.  Donde no queda sino afrontarlo  de adentro para afuera y de afuera para adentro. Soy el que viene y el que va, soy una especie de  chiste peligroso por la vida, y cuando digo por la vida me refiero en filosofía (cuidado mundo, que te  hago reír, cuidado de que te ríes, que yo también soy un colombiano aunque no sea paisa y sea de pasto)


Ⅵ  / ⅩⅬⅡ

es de repetidas y pocas palabras esta filosofía que me mando. Nadie la ve, es un haikú sin ser haikú,  puestos al aire (en linea) sin pudor, en el anuncio publicitario de un comerciante por Suramérica (de cualquiera que quiera montarse su negocio personal por los lados sin tener un solo peso)  Es poesía en anuncio como pintura. Contenido y forma de escritura entre portugués como segunda lengua por cuestiones amorosas  y un español de segunda mano sin vergüenza ni pecado por escribir como le vienen dadas las palabras no solo a la colombiana  sino también a la pastusa. Es decir; de español como lengua materna, fuera de España.  Sin mucha diferencia pero con todas las dificultadas puestas desde arriba, entre una pasada a otra, de portugués, gallego, español, y portuñol. por la vía fácil de la trocha entre santa cruz de la cierra, cachaza y mato groso y al otro lado entre pontevedra,  vigo y braga y vino tinto en matosinhos. que sea como sea, se nota pero no no se alcanza a ver o se pasa por alto en el error y no es tan fácil como se espera pero se va dando, se entrepela el Antitema, tartamudea la conciencia


Ⅶ / ⅩⅬⅡ

He venido hasta aquí. Tengo la mente y la carne adulta . Mi frente es muy amplia y mi cuerpo esta lleno de velludo inquietos, acepto la muerte aunque me duela y no todo amor me es amor pero se lo que vale. Me atraen las personas de sexo contrario que van por la vida haciéndola suya. Tengo pene conmigo desde que era bebe. Con él vine al mundo y es de las partes que más me gusta incorporarle al amor (como quiero a mi pene, es tan bonito, ten, te lo doy por amor ¿Qué dices? ¿Qué no está muy duro? ¿Qué está muy pequeño? ¿Qué no quieres mi pene? ¿ que  no se parece en nada al de tu papá? Bueno, no importa, no tienes que recibirlo si no es lo que quieres) Mi filosofía no es una obligación y    como veras, no tengo vagina, pero es la vagina la parte contraria que me hace soñar y donde más quiero el pene sacar y meter, aunque suene grosero o no sea gran cosa, de alguna forma siento que es (si no existiera el arte) mi placer en la vida y la idea que me hace decir lo que escribo también. Me atraen las mujeres (no las niñas, no las muñecas, ni las bebes) que tienen vagina desde el momento en que fueron sacadas de una de ellas o dadas a luz porque un pene se había metido de donde ellas salieron para que ellas, más tarde, salieran de allí. No tengo el anhelo de ser un papá, ni de estar en orgias o en fiestas desnudo, pero encuentro en el orgasmos conjunto del punto interior del uno con otro en la intimidad el camino y descenso entre las cosas más lindas que anhelo, inhalo y exhalo (respiro) el cariño en caricias dispersas, hechas a mano, paso por paso,  donde todo hace juego con la diferencia y la igualdad cuando el arte se torna mucho más que un simple rasguño, compleja palabra, ficticia mirada, real estructura o irracional manera quedarse con uno. Me gustan las cosas tal como van, por allí. tal como caen, y no me preocupa si me aman o no. No soy tan astuto ni tan comediante como presupone mi imaginación y no soy para nada el hombre fuerte y valiente que el mundo quiere que sea para vivir en su interior. Hago el intento por mantener con vida, de cara a la luna y con la sangre corriéndome por todo mi cuerpo. Hay veces que escribo, hay vece que leo, hay veces que escucho música y a los demás, me gusta ir al cine, camino despacio y hago cosas bastantes pequeñas (diminutas) de dimensiona un tanto astronómicas y cosas muy grandes, pero de un pequeño valor monetario o comercial. Mis conocimientos son limitados pero mi curiosidad es infinita. Vengo de Pasto, una ciudad ubicada al sur de Colombia donde el mar no llega a los pies, pero hay un volcán lo bastante cerca que en cualquier momento puede estallar. El nombre que llevo quiere decir “el que viene del mal” y por apellido tengo uno gallego compuesto de dos palabras pegadas donde una evoca montaña y la otra oscuridad. Mi trabajo es el arte como profesor, el arte que enseño es lo que hago a partir de quien soy. Empleo las manos, la mente, las letras, la nada y la materia e intento que sea como si se tratara de una cosa cualquiera y que termina como si acabara de comenzar. Aparte de eso, el idioma que tengo, por fuerza materna, de haber sido el niño que fui en el pasado es o espanhol, mas percebo muito bem a lingua portuguésa e um bocado também do galego espanhol


 / ⅩⅬⅡ

Por otro lado,  mi filosofía no es extensa ni clara de la yema de los huevos. Ni clara de los ojos,  ni clara de la piel o cosa que a simple vista resulte blanca y pura como la nieve.  Tal vez si de huesos, y de semen sobre la luna pero nada más. No hay luz blanca en mi filosofía, pero hay chispas de fuego rosa o fucsia y fugaz. Mi filosofía deja y tiene puntos de este color en común y de fuga con el fuego a la distancia que se halla en la pequeña luz de ojos rojos en fotografía con el pasar del tiempo al mirar al flash. Pero también de amanecer y atardecer cuando el sol toca el color del cielo para dar su llegada y su partida, en aquella luz (amanecer-atardecer) que el mundo de las partidas llama de Alba hacia el  El Oriente ,de donde nace el sol para los ojos en el mundo que vivió a cada día; esto  no quiere decir que mi filosofía sea del todo o completamente, o únicamente orientada hacia el oriente ( no es mi deseo haber sido como Confucio o un Taoista desde niño al día de hoy, soy confucio en mi sentido de orientación y taoista a la disposición del instante cuando la gota de mi tiempo cae en su tiempo  y sube de caer) Porque de oriental, como se puede ver, no tengo sino la estatura y eso no es relevante pero cuenta para mi. Mi filosofía es vista desde fuera por mi mismo como un haiku por escribir y por leer de atrás para delante y no de arriba para abajo. Está orientada de sol por nacimiento y observación a mi interior con el indio y su malicia indígena, con el negro y su bullicio de tambor.  De chiste peligroso, es oriental tan solo  por llevarle la contraria al occidente que, teóricamente es como sabemos de donde el sol se esconde  para la filosofía hacer lo que es (amor a la sabiduría) Pues es innegable que sólo del pensar en decir que lo que hago es eso sin pensar,  mi filosofía también tiene algo de occidente (mucho y no me importa), de fraterna amistad pero también de vacío con el porvenir, de pensar y pensar y no hacer más que pensar en cómo hacer para que la historia no termine por cobrar lo que siempre se ha hecho a su manera. La periferia en especial, su superficie de sentimental ilusión cósmica en el espíritu de la copa que da el occidente en el Dada de los Surrealistas, en el povera requete povera de un lan-art en miniatura. Ese es mi occidente. Mi  occidente es por la caricatura de arte,  basta con ver las letras que usó para escribir lo que digo, que clase de filosofía es la mía. No hay que malinterpretar lo que digo (no me malinterpreten, ¿quien diría algo así sino el occidental?)  pues igual, aunque en mi filosofía no exista  alemán, ni  francés, o de un zero-star que venga de un  "to be, or not tobe",. tengo de base los mismos parásitos por las mismas letras alfabéticas que me enamoran de la vida. Ya sé que todo es una ilusión, el amor, el trabajo, la misma filosofía, el contacto con el otro, lo que sea que aquí diga, pero quiero vivirla. Yo tambien estoy aqui. Soy alguien por allí y escribo en español situado en Portugal. Y es que aunque mi filosofía esté hecha de puntitos que chispean núcleo de sol por un andar de selva amazónica para toda la eternidad. No deja de ponerse en letras como el mono que busca pulgas o piojos a él mismo y a los demás. Mi filosofía (que más se podía esperar de algo así como soy yo soy... “qué remedio” diría el papá de un amigo en Portugal cuando no queda de otra, más que eso,  porque es eso o no es nada, no solo se salta para caer, también se salta para volar) Para escribir mi filosofía (al igual que mi tesis del Antitema,) uso computadores de acceso público estudiando en Portugal y siendo a todo dar en cada letra aunque no sea mía, en cada coma aunque no se coma, una filosofía que no tendría por que no llamar también de  bastarda. Bastarda a lo loco. como el feminismo al que nos llama  Maria Jose Galindo. (Mi filosofía viene de ella, pero es  mucho inferior) solo me interesa a mi,  se encuentra en mi camino con la boliviana ( y sin duda también  con el lamento boliviano que es de todo rock en español cantado no "en" sino "a" la escuela, la universidad, el estado, la institución)  solo que yo no tengo esa fuerza ni quiero tenerla,la que lanza la artista y activista boliviana  para gritarle y pegarle a la gente  y decirle que hacer y qué no hacer y quien no está con ella es porque está en contra de ella y así por el estilo. Yo estoy con ella,pero a mi manera. Sé de lo que habla. Me veo en ella aunque evidentemente yo ha ella le he de parecer una basura, yo también me veo así desde ese masculino que a ella le apesta, “hombre bueno para nada” me ha de decir si me encontrara, "ni para indio, ni para negro, ni para blano, ni para mestizo sirve", !para nada!. por eso es que  juego  los dados de mi huesos del pie andante (los dados nacieron entre la tibia y el peroné)  y saco nada, y saco toso, como me salga, solo escribo, porque asi, desde allí, en en todas las razas y sin raza alguna ni distinción de orden ni politica de donde sale mi filosofía de una completa totalidad en puño que se agita por todos los dedos de la mano y su palma. pataplum!!


 / ⅩⅬⅡ

no por ser hombre y un adulto mi filosofía tiene preferencia de inclinación sexual hacia un lado del otro. aun cuando el sexo con la mujer tienga para mi un punto de amor y encuentro que me debato a mi mismo por aprender como hombre. Por que algo he aprendido a entender y aceptar  de mi, de quien soy, de quererme y no quererme en el momento que preciso ha sido de mi relacionamiento en el encuentro con la persona opuesta,  del sexo opuesto que asimilo, me entrego, rasocino pero sobretodo, dejo acojo y deseo desde lo que en ella encuentro sin importar el resultado. Me atrae el concepto de mujer que ella misma redefine,  contrapone y cuestiona ante mi manera de pensar.  No quiero a la mujerpara que piense como yo, sería ridiculo, la quiero para que se ella quien tiene que ser, y en ese ser se comparta o se deje a su manera. No quiero a la mujer de mi lado o del otro, la quiero en el controtamiento afectivo,  en la conversa que condesa y articula la sencillez de abrazo que puedo darme y recibir de ella, porque donde mas, si no es en el abrazo que  llevamos la cara para atrás del otro y la dejamos que se pierda paa encontrar el cuerpo. Se que lo que entiendo por mujer me ha sido inculcado, impuesto, deformado cantidad de veces de tan solo un ideal de belleza, de seducción, de cuantas cosas determina el  de una cultura.  una construcción en mi cabeza que no existe, que es una mera apariencia y no es lo que yo digo que es. que me hace lo que me hace porque no veo la diferencia entre una cosa o la otra. Pero aun así, si he de ser un hombre en este mundo porque me da placer entregarme a ello e ir y venir en dirección a la mujer,  es para ser de ideas y no de ideales;  Ideas que como digo, me vienen al mundo por lo que me ha sido dado como tercer mundo. Idea (forma de pensamiento) en antitema , antepongo y nutro ya de lleno  esa raíz, mi raíz, mi  tesis en arte, lo que soy para pensar.  Y sin importar si mis ideas sean buenas o  malas (porque sino no hago nada y me quedo agitando el dado pero no lo tiro)  se dan y me las llevan nuevamente a la mano, para su eventual disfrute y lanzamiento por el cosmos. Para mi, tener ideas, son sirvede una cosa, de ideal al no ideal (vuela el antitema) para arrojarlas al vacío como puntos negros  que provienen de un cuadrado blanco encerrado por el puño agitador (vuelve la protesta a mi manera, desde el campo que amplifica mu area de trabajo.  Del contraste a lo que el mundo entiende como punto fijo o punto en blanco  que da en el blanco dado que siempre se denotará para mi, como punto contrario y por lo tanto como punto ciego ante  mis ojos de la  distancia. de lo que hay dentro de ellos como pupilas negras en mi ver y mi verdad.


 / ⅩⅬⅡ

sin provenir de la India ni de un idealista sobre un mundo nuevo o un nuevo mundo, mis ideas que posan para la tierra y que  por tanto, como  ideas ya no son mías sino del indio al cual las idea le van y vienen.  Hay un inido en mi filosofia como hay un linio en todo aquel que se muestra en dirección a cualquier sentido con la vida y unidad con esta tierra. Para mi el indio es el terrestre a profundidad. Si hoy hay tierra es porque hay un indo  y no al revés. Sin tierra no hay indio.  El indio es la vida del planeta que nos queda. Cuando el indio halla desaparecido, vida ya no abra para vivir. Mi manera de pensar, que siempre el occidente,  no viene de la cabeza, viene de los pies y de las manos, y de las flechas, de la plumas y de los cantos repetidos de llevan la hoja a la boca y no al papel, y no solo por alimento sino también por la idea mismacon el estar ante la vida y para los demás. Por eso, al desencuentro de mi filosofía, se dira que : si pienso como el indio, es como si no pensara,  poco o nada, porque el indio no ha leído el libro y no sabe donde está, pero eso solo lo dirá, quien se encuentra a la margen de la linea con el tiempo perdido, y no puede ver los puntos por aparte, punto por punto, en otro lado de la hoja,  o por fuera del cuadrado sobre su mano. Pienso indio como todos,  porque encuentro vida en lo que hago aunque no tenga ni idea de lo que es poner una papa en la tierra o sacarla de la tierra un alimento o incluso preparar al animal para comerlo. Mi educación no es la de la vida,  no es la de indio de la tierra. Mi educación fue de letras y número  y con ellas, intento hacer lo que el indio haría en mi lugar,  no me puedo ir para atras.. No es solo trabajar en el sentido opuesto de sacar provecho, es algo más, digamos que es um cruce  espiritual, es algo a lo que llego de algún modo a ponerle frente  por detrás de cada cosa; como caminar  paso a paso por andar. Dando al exteriorizar y al interiorizar al mismo tiempo . Ideas de indio en mi pensamiento ajeno ,es   mi diario de vida. No tengo nada de indo y no necesito tenerlo para saber que soy uno de ellos por sentido de unidad con el cosmos y la vida.
.

Ⅺ  / ⅩⅬⅡ

idealizado (en idea fuera de realidad), en ilusión de símbolo como significante para mi vida sin importar de que exista o no, tengo al  mar, la mujer y el arte de la tierra, y por la tierra  tengo al indio idealizado. ideas vagas que caminan conmigo sin son ni son .  Ideales por la vida que van y vienen y me hacen ver quien soy. veo los dados, se de donde ha salido cada punto, no me importa que sea mentira o verdad. Mi filosofía no está hecha para los demás, es un asunto personal, se debe a todo aquello que en lo personal no se me da a ciencia cierta o,  me ha sido posible concretizar en esta vida. O que incluso ni siquiera he conseguido imaginar. Mi filosofía es un remordimiento sin rencores de corazón de humo que tengo que incorpora mi ser de articulación y que, con forma de nube blanco hueso va dando vueltas alrededor de mis orejas, por fuera de mi cabeza pero entorno de ella,   orbitando desproporcionadamente de aquí para allá y de allá para acá.En eso radica mi pensamiento. Ideas que me vienen de lo que voy haciendo en el día a día estando en casa y por fuera. Estando en todo lado. Ideas combinadas, revueltas que provienen de este amor hallado por a la sabiduría en carne propia y del color que sea, que es, hasta donde sé, lo que en filosofía quiere decir  Amor por  la sabiduría


Ⅻ  / ⅩⅬⅡ

 al mundo mi filosofía le  podrá parecer  una puerca frustración de pensamiento a lo sabido que se experimenta  por experiencia propia pero es un salto a lo vivio, no es vanagloriarse de mi estad a lo sabido es  el hecho dejado suelto en función de un fin de cuentas obsoleto,  por hacer y que me hagan;  es sentirme aventurero en la aventura de aventura, de cada minucia o insignificancia que en la vida llevo y como si nada, sin esperar nada de ello le voy dando mi atención. Como diría una oración católica por la educación a la que je renuncadoo por estar abierto a mi filosofía "de pensamiento, palabra, obra y omisión" más no de culpa o gran culpa o infierno en la conciencia, sino de todo lo contrario en función de  esa misma filosofía , porque aunque hubiera culpa en mis ideas de indio que no piensa  hacia mi o hacia alguien que la vio venir, es abierta por el  hombre, el mestizo, el hijo único o el que en razón de mi naturaleza y el orden de las cosas,  esta aqui,  en mundo que corresponda hacerle frente e  incluso cuandoel mundo me encuentre culpable de cosas que no hice y me lo haga sentir de que me he quedado sin salida. Mi filosofía es opuesta a esa nada que pasa de mano en mano sin importar  el qué dirán. Mi filosofía no es de lo que han dicho grandes pensadores de otro tiempos en el mundo. No se fundamenta ni basa en lo que han dicho otros filósofos de en por la tierra donde vivo  pero eso no quiere decir que mi filosofía sea una exepción o como la de ningún otro (no existe cosa así, todas las filosofías hasta  stán en cadena, sueltas pero en cadena). Es mi filosofia como cualquiera en este mundo puede llegar a imaginar, llevadera, fácil de llevar sin problema de que se abra a la mitad, raje, o parta en dos o más pedazos,  Es pan comido por el pan. una baratija en el andamio. no conosco de filosofias a profundidad. Pero se lo que la filosofia viene a ser y desde ese lado es desde donde me permito din importar el que diran darme la palabra para mi, 


Ⅰ  / ⅩⅬⅡ

esta  filosofía de arte que profeso, es en distancia y proximidad un papel impreso cortado en varios pedazos  que  llega a ser reutilizado, no como descarte porque es una obligación que como el ha sido roto ahora algo haya que hacer con el, (llevado a la superficie nuevamente como algo vivo para pegar). No. Es decisión propia. nada mas y nada menos sin cargo de conciencia, con la firme convicción de que se quiere romper y reparar al mismo tiempo. Pues eso malogrado, tachado es el fundamento de lo experimentado como ciencia y arte en su operación, se lo ha recogido y vuelto a tirar por conocimiento por la misma y estúpida razón. Estúpida en el sentido que no era lo que se tenía en mente pero algo en el fondo decía que por allí tenia que ser. La malicia indígena del indio por la libertad, la movida esclava de los negros por la libertad. la corrida abrupta de los locos por la libertad, la indecencia rica de vieja (las mujeres) por la libertad. Y la deserción al fuego del guerrero, por la libertad que es como diría uno de mis amigos en su Facebook "lo más parecido que tenemos a la vida".   Mi filosofía es entonces un collage y origami  sin corte ni pliegue japones y sin crema ni dulce a la francesa,  sin desear encontrar el parecido desde el dobles y en encuadre y sim alterar el sentimiento ajeno por las cosas que nos pasa.


Ⅳ  / ⅩⅬⅡ

mi filosofía resulta (como toda las filosofías) complicada de entender,  no se si las demás en particular pero considero que la mia no es para ser entendida, si esta escrita es por desahogo con el mar y  porque a pesar de ser visual, termina siendo como toda filosofía cuando es tramada por los sueños. Una filosofía de arte antes que una filosofía de letra pura y dura, una filosofía por amor al arte. de historia de arte, de huelga y contacto con el trabajador,  con lo que en ella vengo  a ser. Pues mi filosofía es hacer arte y no acabar, apenas siempre comenzar y seguir como si nada... Hay que ver mi trabajo para acercarse mas de lleno a mi filosofía, en plena superficie, en plena profundidad. Es prácticamente las cosas que hago con las manos, la boca y los pies en teoría aquello que puedo dar, dejar y distraer.


Ⅴ  / ⅩⅬⅡ

en cara oculta de mi filosofía y en tal sentido impresentable pero siempre dada para ver (desde donde mi filosofía  da la cara a lo que digo) de corte  abierto, para encontrar mi punto de equilibrio con lo que no me es representado, contrario pero no entiendo,  estoy diciendo desde la mascara cuando hablo y queda dicho por las lineas o por los lados de los  fondos indiscretos. viniendo de frente en imagen, como mascara de duda y espectro de lo siniestro que hay en mi a parir de otras caras que llamo en el otro viento (dirección contraria) a venir a ver, de ojos a la cara en el "cara a cara" de la imagen, las apariencias y el preconcepto de mi vida, mi  filosofía de  puntos salidos se cuestiona el lugar de esa mirada y esta sonrisa que deja y cierra con el aspecto en collage de la impresión  a cara rota o mal cortada, de "nariz y boca" (hocico) en blanco y negro, extraídas en fotos de papel. Una foto tomada a un hombre y otra a una mujer, la del hombre, aquel que el mundo remite a muchas otras caras en la implicación de lo colombiano, en razón de personas de fuera cuando les digo que vengo de Colombia para que la gente se haga idea de mi cara y me ponen una con la suya, aquí está de boca y por nariz la de el "personaje" en cuestión para la historia de donde  he vendo por haber nacido en tierra para el mundo.  cara de Colombia, por lo que a Colombia se conoce.  de mi parte por desconocimiento , no por admiración, no por reconocimiento, si mucho menos para glorificación de lo que los demás esperan de mi.  pues esta parte, se hace sola, se hace eco siendo opuesto a lo que una pisada "paisa" en contrapunto a una "pastusa" da sin pasillo  en preguntarse que clase de inteligencia opera en Escobar.  Fuera de eso, alrededor, de esta  parte, los ojos vienen de otro lado,  los ojos  sin oídos por el resto de la cara, a partir de un rostro de mujer india  desconocida para mi y para él, sereta, de cara encubierta por el mal de su ojo y el mio.  con las cejas invertidas para arriba. mujer animal, monstruo, interiorizando la frente y con el fondo en ramas de árboles como si fueran antenas o cuernos de reno, animal cabeza de rama, fantasía de filosofía, pesadilla de filosofía  Esta es la cara que sierra el momento presentable (impresentable) mi cara en todo cuanto el mundo quiera de mi esperar.  Que miren esta cara. Que no es más que la mera  apariencia de lo que digo, lo que no tiene nada de realidad pero aquí esta y entre mis dedos la he sacado al rasgar la historia de lo ajeno para verla mía. la cara deshumanizante de mi filosofía. que la dice saber sin tiempo. aquí está (no se busca) no es la cara más buscada en mi,  es esta. mi mal interior para mis adentro mi talismán en forma de diablo en forma de divinidad. la cara de mi mal por bien que venga.