Me ocupo de la educación. Más que nada a través del arte; para el arte. Trabajo arte como educación y educación como arte. Yo diría (sin temor alguno) de un arte contemporánea o como acostumbro a referirme en clases; de una actividad estéticamente maleducada.

Pese a ello, como profesor, no me consideraría ni bueno ni  mal artista y como artista, ni bueno ni mal profesor. Mi tarea está en la función pública para la educación artística universitaria al sur de Colombia. Me doy al trabajo de la docencia (de la enseñanza) en el departamento de Artes Visuales de la Universidad de Nariño. Institución en todos mis tiempos donde en un pasado (cuando era más joven)  me eduque sin tener muy claro que un día mas tarde (como hoy) sería allí mismo profesor.

Existe una página en internet (oficial)  a la que llamo Las inusuales Artes Visuales del profesor Adrián Montenegro correspondiente  a lo que consideraría una parte fundamental de mi trabajo como artista profesor o profesor artista . De clic en la palabra que está en negrita, al final de este texto para visitarla 

ABRIR